LA PELONA






Cómo has cambiado, pelona,
cisco de carbonería.
Te has vuelto una negra mona
con tanta huachafería.


Te cambiaste las chancletas
por zapatos taco aguja,
y tu cabeza de bruja
la amarraste con peinetas.
Por no engordar sigues dietas
y estás flaca y hocicona.
Imitando a tu patrona
has aprendido a fumar.
Hasta en el modo de andar
cómo has cambiado, pelona.

Usas reloj de pulsera
y no sabes ver la hora.
Cuando un negro te enamora
le tiras con la cartera.
¡Qué...! ¿También usas polvera?
permite que me sonría
¿Qué polvos se pone usía?:
¿ocre? ¿rosado? ¿rachel?
o le pones a tu piel
cisco de carbonería.

Te pintaste hasta el meñique
porque un blanco te miró
«¡Francica, botá frifró
que son comé venarique...!»
Perdona que te critique,
y si me río, perdona.
Antes eras tan pintona
con tu traje de percala
y hoy, por dártela de mala
te has vuelto una negra mona.

Deja ese estilo bellaco,
vuelve a ser la misma de antes.
Menos polvos, menos guantes,
menos humo de tabaco.
Vuelve con tu negro flaco
que te adora todavía
Y si no, la policía
te va a llevar de la jeta
por dártela de coqueta
con tanta huachafería.


Nicomedes Santa Cruz 
(poeta, folklorista y periodista peruano)



4 comentarios:

Ansaher dijo...

Me gustó mucho el poema, y el dibujo lo plasma perfectamente, también me ha gustado mucho :) No conocía a ese poeta, pero ahora ya lo conozco jajaja besitos!

aLucinada dijo...

A mí el dibujo me ha encantado. Incluso, a medida que leía, me he hecho una imagen mental bastante similar >.<
El texto también es precioso, como no esperaba menos de tu blog.
Saludos!

marymaria dijo...

Querida An! que lindo tenerte por aquí, me alegro mucho que te haya gustado el poema y el garabato. Nicomedes Santa Cruz es un genio!

Un beso.

marymaria dijo...

Gracias!!! me costó mucho trabajo poder plasmar la imagen mental que tenía de la "pelona", y ya que no quedé muy conforme tu comentario me halaga como no tienes idea.

Muchas gracias otra vez!

Publicar un comentario

Gracias por pasarte por aquí. Ten un buen día.